TANTOS

TANTOS

‘Dice Jesucristo que lo que haga tu mano derecha no lo sepa tu mano
izquierda. Que Él me perdone, pero basta ya de tanta calumnia barata
en contra de la Iglesia. Ahí van algunas cifras significativas del año
2005 sobre lo que la Iglesia ahorró al Estado Español:
1.- 5.141 Centros de enseñanza (Ahorran al Estado 3 millones de euros
por centro al año): 990.774 alumnos.
2.- 107 hospitales (Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital
al año)
3.- 1.004 centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de
minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA
(Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año) 51.312
camas
4.- Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros (salidos del bolsillo
de los cristianos españoles.)
5.- Gasto de Manos Unidas: 43 millones de euros (salidos del mismo
bolsillo, una cantidad 10 veces mayor que el 0,2% -España no da el aún
el prometido 0,7%- programado en los presupuestos generales del
Estado para promoción del tercer mundo este año.)
6.- Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones de
euros (5 veces mayor que el ya mencionado 0,2 %, ¿Imaginan de dónde
sale?)
7.- 365 Centros de reeducación social para personas marginadas tales
como ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos ( 53.140
personas. Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro)
8.- 937 orfanatos (10.835 niños abandonados, Ahorran al Estado
100.000 euros por centro)
9.- El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio
histórico-artístico eclesiástico.
El arzobispo de Zaragoza, monseñor Ureña, ha calculado el gasto total
ahorrado al Estado en 36.060 millones de euros al año.
El prestigioso economista José Barea lo ha reducido a 31.189 millones
de euros. ¿Qué más da la cantidad concreta? Lo importante es que
nadie (o muy pocos) saben de este ahorro imprescindible para que la
economía española ‘vaya bien…’.
En fin, os invito por una vez (y sin que sirva de precedente) a que
desobedezcamos a Jesucristo y hagamos públicas nuestras obras de
Caridad. Es fácil: a todos mis amigos os voy a mandar este artículo
para que hagamos una cadena y pronto se extenderá como la pólvora.
Si nos intercambiamos chistes y Powerpoints, ¿Por qué nos vamos a
avergonzar de nuestra Iglesia?
Como se suele decir, reenvíalo a 5 amigos-as y pronto llegará esta
información a quienes tanto critican injustamente a la Iglesia. No lo
dudes.
A todo esto tenemos que sumar que casi la totalidad de personas que
trabajan o colaboran con Manos Unidas, Cáritas, etc son voluntarios
‘sin sueldo’ (sí sí, sin sueldo, aunque algunos criticones les extrañe es
cierto, hay personas que trabajan por los demás sin pedir a cambio un
salario), realizando su labor para ayudar a los demás sin pedir nada a
cambio.
¿En cuánto podríamos cuantificar su trabajo?
Estas cifras pueden dispararse y son incalculables e impagables por un
estado que estaría encaminado a abandonar a su suerte a los más
desfavorecidos
Aunque si reduce las aportaciones a la Iglesia y a sus ONGS los está
abandonando en cierto modo ¿o no?
Recordad que aunque la macro-economía de España va bien, la
economía de los más humildes no va, cada día tienen menos y de ellos
sólo se acuerdan unos pocos.
Un saludo a todos y gracias a todos los voluntarios que hacen la vida
mejor a muchas personas con su trabajo.

Poesía adivinanza

Mi nombre ustedes no saben.

Ignoran mi paradero.

Ganas tengo de que sepan,

Unas reglas de este juego:

Es adivinar mi nombre,

Los que lo descifren: Premio

 

Antes ya he Dado una pista,

No se si lo has acertado

Gracias a tu buena vista

Es fácil y lo hayas resuelto.

Los apellidos Siguiendo van.

 

Primero, los nombres Fueron,

Aquellos de mi bautismo

Sigue el apellido paterno

Como es norma de bien nacido.

Una saga de corderos,

Rebaño Alimentado

Luz y Vida de Cristianos.

 

Aquí el juego se ha acabado,

Revisa bien Estos versos

Inicia otra vez la lectura,

Si es que no lo ha acertado.

Tiembla En esta tesitura,

Eres necio, bobo o ¡Burra!

Presentación de la novela APÓSTATA

Miguel Ángel Pascual Ariste.

 autor de la novela histórica “Apóstata”

 

Profesor jubilado en la Academia General Militar de Zaragoza y coronel de Caballería, Miguel Ángel Pascual Ariste presentó ayer en Zaragoza “Apóstata. Alquimia, brujería y combates de un caballero templario”. En su segunda novela histórica, Pascual retrata los acontecimientos del siglo XIII en la Corona de Aragón a través del templario aragonés Bernardo de Fuentes. Muy ligado a Villanueva de Sijena, donde nació Miguel Servet, Pascual tiene en mente publicar próximamente un libro fotográfico sobre las pinturas de Sijena.

 

O. ISARRE

20/10/2009


 

 

HUESCA.- Miguel Ángel Pascual Ariste retrocede hasta el siglo XIV para recordar una época de guerras, intrigas, misterios y experimentos en búsqueda de la piedra filosofal, en “Apóstata. Alquimia, brujería y combates de un caballero templario”, que gira en torno a Bernardo de Fuentes, un templario aragonés con el que Pascual recorre hechos como la toma de Sicilia por parte de la Corona de Aragón tras el acontecimiento conocida como “Vísperas Sicilianas”, la persecución vaticana contra la Orden del Temple o las leyendas acerca de la piedra filosofal.

Con dos novelas históricas en su haber (publicó “Un vikingo en la Corona de Aragón” en 2007), Pascual Ariste da rienda suelta a su pasión por la historia. Profesor jubilado de la Academia General Militar de Zaragoza y coronel de Caballería, Pascual Ariste dio con su protagonista, Bernardo de Fuentes, de una manera casual, a través de Internet. Atraído por el personaje, comenzó a investigar sobre el caballero, del que descubrió que perteneció a la Orden del Temple. En su huida de la persecución inquisitorial, Bernardo llegó a Túnez en 1310. El templario aragonés reaparecía más tarde en la península, como embajador del emir de Túnez en la corte de Barcelona, lo que causó “una gran sorpresa entre todos los que le conocían”.

Además del interés histórico y literario, Pascual Ariste se ha marcado otro propósito con su nueva novela: el de “reivindicar” el origen aragonés del protagonista, al que le encuentra muchas similitudes con Miguel Servet. “Eran parecidos. Los dos fueron perseguidos y encarcelados por la Iglesia; ambos eran teólogos y médicos y, ahora, los catalanes tratan de apropiarse a ambas figuras”, afirma el escritor, quien añade que “existen pruebas documentales” que niegan que Bernardo de Fuentes fuera catalán, concretamente un manuscrito que relata el reinado de Pedro III.

Las órdenes medievales de caballería ya tuvieron un gran protagonismo en su primera novela. En esa ocasión, fueron los caballeros hospitalarios quienes aparecían como uno de los elementos centrales de su primera novela, que, al igual que ésta, contiene “anécdotas, comentarios y un poco de violencia”, los “ingredientes básicos” que, en su opinión, debe tener cualquier novela.

Memoria histórica en Sijena.

En las elecciones de 1936, Villanueva de Sijena registró 392 votos de derechas y 31 de izquierdas. El 18 de Julio, casi todo el pueblo estaba en el lejano monte (cuatro horas de carro)  recolectando el cereal. El día 21 fueron forzados a bajar al pueblo e interrumpir la trilla, por la declaración de huelga general.

Comenzaron los primeros brotes revolucionarios: las monjas tuvieron que huir, cambiando sus hábitos con la cruz de Malta por ropas de labradoras; un Comité Revolucionario destituyó al Ayuntamiento; llegó de Barcelona un coche con cuatro anarquistas, dos mujeres y dos hombres, en mono azul que, ante la consternación y asombro de todos,  tirotearon (no fusilaron) al capellán D. Antonio Montull Carilla a la orilla del río Alcanadre. Lo dejaron moribundo y quejumbroso, y tuvo que rematarlo un cazador, dicen que por caridad y a solicitud de la víctima. Quedó insepulto, hasta que el secretario (Julio Arribas) y el médico, Adolfo, le excavaron a escondidas una somera tumba en el mismo lugar. Después, una piadosa riada del Alcanadre, le arrastró por su entonces límpido cauce.

El 3 de Agosto, el mismo día que del cercano aeródromo de Sariñena despegaron los aviones que bombardearon la basílica del Pilar, incendiaron el Monasterio de Sijena. Cuando el fuego acabó con el Salón del Trono y se extinguió, provocaron durante todo el mes más incendios en la Iglesia, el Coro, la Biblioteca y la Sala Capitular. En el Salón del Trono se destruyeron muebles, tapices, cuadros, las pinturas del cartujo Bayeu y el artesonado. En la Iglesia ardieron los retablos de tabla y decapitaron los de mármol y alabastro. En el Coro se quemó el artesonado y una rica sillería semejante a la de la Seo de Zaragoza. En la Biblioteca ardieron, además de los archivos de la Corona en pergamino, Libros de Horas miniados y Ejecutorias de nobleza.

Entre los muros desplomados y las ruinas algo quedó intacto: varias tablas románicas y góticas de mucho valor, sarcófagos y otras obras de arte, que se llevaron al Museo Comarcal, que en Albalate organizó la CNT- FAI. La corona de la Virgen del Coro, objetos de culto en metales nobles, joyas y cuberterías de plata y oro, patrimonio de ocho siglos de historia, desaparecieron, saqueados y malvendidos fraudulentamente por los incendiarios. La imagen románica de la Virgen del Coro, que había sido escondida, cuando la localizó el Comité, la usó para encender una estufa. Un miliciano cambió una rica corona por un fusil ametrallador.

En Septiembre, Durruti, que había visitado el Monasterio en su esplendor, llegó a Sijena y entre gritos e insultos, ordenó al Comité de Villanueva: “Cerrad este recinto y poned una guardia porque una fotografía de esto nos hará más mal que todos los cañones de los fascistas juntos”. Resulta extraña esta frase, que repiten muchos autores, cuando una de las pocas citas que se le atribuyen a Durruti, es: “La única iglesia que ilumina es la que arde”.

Posteriormente se alojó en las ruinas un Regimiento de Caballería que clavó, en los muros del claustro que quedaban en pie, argollas para el enganche de los caballos. Evacuado por la Caballería, aún sufrió el Monasterio una última profanación por elementos del Regimiento Engels, que abriendo los sarcófagos del Panteón Real y las tumbas de las monjas, arrastraron los esqueletos de reyes, infantas, caballeros y sorores, cuyos huesos y restos se iban desparramando por el interior de la iglesia y la plaza  del Monasterio. Especial escarnio hicieron con el cadáver de la reina y fundadora, Doña Sancha, zarandeándola como si bailara, con un cigarro entre las descarnadas mandíbulas. Según el acta de apertura y reconocimiento de los sepulcros reales, en 1883, los restos de Doña Sancha estaban momificados y en admirable estado de conservación, describiéndola: alta (1,70 m.), frente espaciosa, ojos grandes, nariz aguileña y abundante cabellera de un color rubio casi rojo…

Hablar de Patrimonio Artístico, es hablar de la memoria de una comunidad, de sus amores y de sus olvidos; en suma , de la vida a través del tiempo. Desde antaño las guerras han provocado la desaparición de arte sacro en los templos, saqueado por su valía o destruido con brutalidad patológica, por individuos engañados por la incultura y cegados por un odio visceral a lo religioso y clerical. Del antiguo patrimonio de Sijena, sólo queda: en el Museo de Huesca, cuatro tablas góticas del Maestro de Sijena, que fueron adquiridas por Carderera, y varias escenas de la vida de San Juan Bautista que se cree provienen de un retablo de Sijena. En el Museo de Zaragoza se encuentra el sarcófago de María Ximénez de Cornel, condesa de Barcelos. Algunos documentos del archivo de Sijena se encuentran en el Archivo Histórico Provincial de Huesca, entre ellos una copia del siglo XIII de la Regla del Monasterio.

Los frescos que cubrían los muros de la Sala Capitular empezaron a ser arrancados antes de finalizar la Guerra Civil, y se exhiben actualmente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

A principios de Abril de 2006, el pleno de la Comarca de Los Monegros aprobó por unanimidad solicitar a la Generalitat de Cataluña la devolución de las pinturas de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena. Alfonso Salillas, vicepresidente comarcal y alcalde de Villanueva de Sijena, señaló que estos frescos “fueron arrancados por mandato de la Generalitat en septiembre de 1936 por lo tanto en plena Guerra Civil y después del recién incendiado Monasterio”. señalando que tienen consideración de “botín de guerra” y deben ser recuperados “al igual que los papeles de Salamanca” y “con la misma celeridad”.

Posteriormente, Salillas declara: “a Villanueva vino una columna de “Los aguiluchos del POUM” cuando las monjas ya habían huido. Al capellán lo mataron, sacaron a los reyes de los sarcófagos y los pasearon por toda la plaza y quemaron los ataúdes y después incendiaron el Monasterio. Posteriormente, la Generalitat mandó arrancar las pinturas”. Agrega “los frescos estaban afectados por la declaración de Monumento Nacional de 1923, por lo tanto, son intrasladables”. Y concluye: “en el año 1956, Antonio Beltrán, entonces director del museo de Zaragoza, obtuvo una orden ministerial para traer los frescos y en Cataluña y en Barcelona la única razón que esgrimieron para no dárselos fue que el museo de Zaragoza debía de satisfacer los costes de los trabajos de restauración de dichos frescos. Si en aquellos años ya se obtuvo una orden ministerial, será porque hay una base legal”. Afirma que el Gobierno de Aragón “no se toma en serio” la reclamación de las pinturas de la Sala Capitular y denuncia que “existe una clara falta de interés”. Recordó por otra parte, que existen otras piezas del cenobio que fueron vendidas ilegalmente y en secreto a la Generalitat de Catalunya, un asunto que “se encuentra en un contencioso en el Tribunal Constitucional” (Diario del AltoAragón, 7-IV y 11-V-06. ADN 29-V-06)

Reconociendo y solidarizándome con las razones del alcalde, solamente en busca de la verdad histórica, discrepo de las declaraciones anteriores, en que “Los Aguiluchos” eran de la FAI (anarquistas) y no del POUM (marxistas) y que se trasladaron en tren, sin pasar por Sijena, hasta Grañén, el 28 de agosto, cuando ya llevaba 25 días ardiendo el monasterio

Presumiblemente, los incendiarios de Sijena fueron milicianos de la primera columna patrocinada por la UGT y el PSUC, que posteriormente recibió el nombre de “Carlos Marx”. Salió de Barcelona el 25 de julio, formada por unos 3000 milicianos y dotada de tres baterías de artillería. Sus dirigentes eran José del Barrio, Ángel Estivill y Antonio Trueba, asesorada militarmente por el comandante de Infantería Enric Sacanell. Situada al norte de la columna Durruti, siguió la ruta Barcelona, Lérida y sin pasar por Fraga, directamente a Sariñena, ocupando Almudevar el 29 de Julio.  Esta Columna tenía una característica especial, y era que contaba con un grupo extranjero compuesto por alemanes, exiliados antifascistas que habían acudido a la Olimpíada Popular que debía inaugurar sus juegos el 19 de julio. Ese grupo de alemanes tomaron el nombre de “Thaelmann”, y eran dirigidos por Hans Beimler, conocido militante del Partido Comunista alemán.

Guillermo Fatás, el 27 de junio de 2006, en el Heraldo de Aragón encabeza su artículo: “La desventura del Real Monasterio de Sijena comenzó con un expolio en plena guerra civil, en 1936, y siguió por más de medio siglo con total menosprecio a la raigambre aragonesa del tesoro”. Termina: ”Frente al ingente despojo de Sijena, sumado al de las parroquias de Barbastro-Monzón, no parecen tanto los documentos de Salamanca”.

Parte del patrimonio que no ardió se encuentra en Lérida, para la exhibirlos en el “Museu Diocesà de Lleida”, donde están varias obras que los obispos de Lérida, a lo largo de los años, fueron recogiendo, hasta hace poco tiempo, en un sucio almacén, con el justificado pretexto de preservarlos de robos, pero sin imaginar que tras años de disfrutarlos, les costaría devolverlos al considerarlos ya suyos. Allí se hallan cuadros (retratos de Doña Sancha y Doña Dulce), retablo de San Pedro, tablas de varios pintores góticos, sarcófagos policromados, la gran puerta del Palacio Prioral; cinco piezas del retablo de alabastro policromado del Niño Jesús, siglo XVI,  atribuido a Gabriel Yoly, artista aragonés de la época ; el Retablo de Santa Ana, policromado de estilo renacentista, atribuido también a Yoly; retablo de Santa Waldesca , datado entre 1593-1608, que estaba situado en el claustro; la Sede de la Priora de Sijena del siglo XIV y varias obras de arte.

Otras obras de Sijena se ven salpicadas por el escándalo de una venta a la Generalitat de Catalunya, sin informar a la Diputación General de Aragón. En 1983, por un importe ridículo de 10 millones de pesetas compran  44 piezas, la mayoría pinturas. Nueve años después, en 1992, y otra vez sin enterarse ni estar prevenida la D.G.A., por 25 millones, 12 piezas. Y la última venta entre 1992 y 1994 por unos 15 millones, 30 piezas.

Debemos exigir al Gobierno de Aragón, el compromiso inequívoco de restitución patrimonial al Real Monasterio de Santa María de Sijena, lugar del que fue despojado el rico conjunto de pinturas, esculturas, retablos, etc, que hoy se hayan expuestas en tierras catalanas, sin que empleen estas circunstancias con fines partidistas, enfrentando a aragoneses con nuestros vecinos catalanes, ya que es un problema creado por la astucia de los encargados de la compra por la Generalitat y la falta de información o desidia, de los responsables de la Diputación General de Aragón.

Soñé que un ibón ardía

 

La libertad existe sólo en la tierra de los sueños. (von Schiller, Johann)

Anoche tuve un sueño grotesco, atroz, espeluznante, que recuerdo con claridad y no sé si es premonitorio. Yo era un anciano y las casas de mis vecinos aparecían mugrientas y abandonadas.

En mi sueño, la carretera comarcal de Sijena se había convertido en una autovía por donde circulaba una caravana de camiones, precedida y seguida por motoristas uniformados con aullantes y estrepitosas sirenas. 

En la siguiente imagen onírica, me hallaba en la huerta, frente al vetusto monasterio. Por las acequias no corrían cantarinas aguas y los campos no estaba cultivados, semejando un bosque lleno de carrizos, olmos y cañaverales. No se oía ningún ruido, ni el piar de pájaros, ni los motores de los tractores, ni el frecuente repicar de campanas de las monjas.

¿Qué razón había para que una mala carretera se hubiera transformado en una autovía?¿Por qué la huerta se había convertido en una selva?¿Cómo era que las acequias estaban secas, no trinaban los pájaros, ni tañían las campanas?

En mi sueño, tuve como un flash, un fogonazo hecho imágenes palpables. Grandes maquinarias ensanchando la autovía, asfaltando caminos y la imagen más clara e impactante; un enorme agujero, una sima, una falla sísmica, un ibón.

En el fondo de ese cráter, vi como enormes excavadoras extraían tierra que cargaban en volquetes que, a semejanza de una larga hilera de hormigas, subían y bajaban por unos caminos en zigzag.

El porvenir es un lugar cómodo para colocar los sueños. (Anatole France)

- ¡A los autobuses! – gritó un individuo uniformado.

Los visitantes nos dirigimos al autobús que se aproximaban. Yo les seguía, escuchando sus comentarios.

- Este viaje ha sido una mierda — comentaba uno —. A ver si por lo menos nos dan un buen ágape y un generoso cheque.

- Cierto, me falta inspiración, no se que contar a los lectores — decía otro.

- La visita que no superarán, fue la que hicimos a Suecia — replicaba un tercero —. Allí si que había cosas que describir; aquel ordenado y pulcro laboratorio de Aspe; los túneles protectores de más de 4 Km. que recorrimos en coches eléctricos; el magnífico paisaje nevado del entorno. Con aquello se podía escribir un buen reportaje y convencer a los indecisos y antagonistas que esta obra no es apocalíptica, sino necesaria y beneficiosa, como exigen que expliquemos y convenzamos la empresa no paga.

- No seáis cínicos – censuró otro -. Yo estoy persuadido de que hago lo que debo. ¿Hay otra solución para lo residuos?

- ¡Hombre!. No podemos echarlos al mar en bidones encerrados en bloques de hormigón, como se hacía antes, pero podíamos enterrarlos en la Antártida, en un atolón del Pacífico o enviarlos al espacio en Challengers. El caso es llevarlos lejos.

La que así hablaba era una joven, vestida con unos ceñidos vaqueros, un abierto chaleco mimetizado y botas de caza. Además de su rubia y larga cabellera, resaltaba su feminidad con una blusa rosa, convenientemente desabrochada, mostrando con generosidad unos senos que vibraban a cada paso, porfiando por emerger cuando daba gráciles y coquetos brinquitos por encima de las piedras y matorrales del monte.

- La expedición que me conmovió, porque nos la presentaron de forma ecuánime y sincera, fue la de Yucca Mountaine – contesto un pequeñajo, que arrastraba varias cámaras fotográficas y un trípode más alto que él —. Las instalaciones eran más imponentes que las suecas, aunque el paisaje no era tan bello. No es lo mismo fotografiar un terreno cubierto de abetos y nieve, que unas tierras removidas en el desierto. Pero lo realmente impactante, eran las imágenes de Las Vegas, con sus casinos medio vacíos y sin el bullicio que tenían antes y eso que están a más de 100 Km. de distancia.

Ya en los autobuses, se produjo un silencio absoluto. Viajaban también, además de los guardias de seguridad, unas personas impecablemente vestidas, altas, rubias, de ojos azules que, me informaron, eran ingenieros y científicos fineses y suecos.

Cruzamos una alambrada custodiada por hombres armados de rifles con mira telescópica.

En la vida sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. (Jardiel Poncela)

¿Qué hacía yo en aquel autobús?. Las personas que viajaban conmigo estaba claro que eran periodistas, pero ¿qué era el ibón?. Entonces me di cuenta: ¡UN CEMENTERIO NUCLEAR!, técnicamente definido Almacén Geológico en Profundidad (AGP).

En mi sueño, recordé las charlas que se habían dado en Sijena. Allí se hablaba del egoísmo e irresponsabilidad del consumidor, que aunque utiliza cotidianamente la energía y desea progreso y bienestar, rehúsa aceptar sus residuos.

En mi sueño, recordaba a acicalados personajes que insistían que con la faraónica obra los residuos serían inicuos, no representando ningún peligro, pues el terreno era geológicamente muy estable. Embaucaban a los asistentes, con los grandes beneficios en infraestructuras, comunicaciones y servicios que tendría el pueblo y el considerable número de puestos de trabajo que crearían.

Los sueños son las únicas mentiras que pueden dejar de serlo.(Anónimo)

De repente, tuve una desesperada agitación, una rápida sucesión de acontecimientos desordenados que se amontonaban en mi delirio, las imágenes se atropellaban, perdían claridad. Sentí como mi cuerpo fláccido se dirigía hacia la luz y mis visiones perdían coherencia, desaparecían… ¡desperté!

Me levante asustado, triste e inquieto. No soy Freud, para interpretar mi incomprensible y absurdo mundo onírico y su relevancia en mi vida psíquica. El AGP no es una de mis principales preocupaciones reprimidas para que, en brazos de Morfeo, se aparecieran en este sueño que más parece pertenecer a Tánato, hijo de la Noche, personalización de la muerte, que adormece a los humanos abanicándoles con sus mortales alas sombrías.

Somos lazarillos de nuestros sueños. (Gómez de la Serna)

La Unión Europea exige a todos los países miembros que determinen el emplazamiento de un AGP en 2009 y las instalaciones construidas y operativas antes de 2018.

La Empresa nacional de residuos radiactivos (ENRESA), lleva realizando sondeos de reconocimiento y sondeo en profundidad, para caracterización de las zonas, desde 1986.

Los estudios de ENRESA, son geológicos y sociológicos, incluyendo factores como la densidad demográfica de la zona, las actividades económicas y otras. Es de temer que la decisión, al ser política y no de expertos científicos, dependa de los intereses del partido que gobierne. Allí donde la gente no proteste, donde no se pierdan votos, allí se ubicara.

El sueño de la razón produce monstruos. (Goya)

Posdata: Ruego al lector me disculpe. Al transcribir mi ominosa y premonitoria pesadilla en Sijena, la noche de San Lorenzo de 2007, erré en su interpretación. Las grandes obras: autopistas, grandes maquinarias, movimientos de tierras… Los personajes: ingenieros nórdicos, periodistas, guardias de seguridad armados, publicitarios… El abandono de campos, huertas y monasterio por otras ocupaciones insólitas… La imagen de los casinos de Las Vegas… Ahora comprendo que las interpreté mal y no se deben, seguramente, a la construcción de un Cementerio Nuclear, sino a las inauditas obras de GRAN SCALA.

Este cuento se publicó en RELATOS PARA EL NÚMERO 100, de MIRA EDITORES.

dos villanovanos

En Arnaldus Villanovanus  pueden encontrarse sin dificultad similitudes con otro gran aragonés: Miguel Serveto Conesa, también conocido como Michael Villanovanus.

Aunque muchas ciudades se adjudican sus lugares de nacimiento, hoy se puede asegurar que ambos nacieron en un pueblo llamado Villanueva: Arnaldo en Villanueva de San Martín (actual Villanueva de Jiloca) y Miguel en Villanueva de Aragón (actual Villanueva de Sijena).

Reconocido el lugar de nacimiento de Servet, no lo es tanto el de Arnaldo que se autodefinió como un “homo sylvester, theoricus ignotus et practicus rusticanus” (hombre silvestre, teórico ignoto y aldeano práctico), “natus ex gleba ignobile et obscura “ (nacido de un terruño desconocido y obscuro). Este terruño en el que nació hacia 1238, el aldeano Arnaldo, no puede ser la gran Barcelona, ni la hermosa y brillante Valencia, sino más bien Villanueva de San Martín, cerca de Daroca, cuando el territorio hacía poco que había sido conquistado por el “Buen Rey Jaime”.  Muy jovenes ambos emigraron sin volver nunca más a su tierra.
         Para confirmar más fehacientemente su lugar de nacimiento, recientemente se ha descubiero un códice del siglo XIV, obra de Arnaldo, que termina con la siguiente fórmula:“Acaba el Speculum Medicinae, escrito por el Maestro Arnaldo de Vilanova, catalán, de buena memoria, doctor insigne de Montpelier, cuya alma con los ángeles se congratula”, que es corregida por un comentario, anotado al margen de dicho libro, de su discípulo Juan de Ejulve escrito en latín, con letra del siglo XIV, donde dice: “¡Mentiras! porque fue oriundo de Villanueva de San Martín cerca de la ciudad de Daroca, en los confines del Reino de Aragón cerca de la frontera con Molina, donde todavía viven sus afines y los de su parentela, donde algunos de sus escritos y sus cosas todavía se encuentran”.

Arnaldo como Miguel Serveto eran tozudos y de genio muy vivo. Los dos fueron estudiantes de medicina en Monpelier, teólogos, astrólogos, filósofos, considerados herejes y, sin embargo, ellos estaban convencidos de estar en la más pura ortodoxia y, desde luego, de tener razón. Flagelos de la Iglesia, cuya degeneración criticaron al observar el descenso de la fe y de la virtud cristianas, la pompa y el fausto del Papado y la relajación del clero secular y regular,  lo que les costó el acoso de la Inquisición y la cárcel; que en el caso de Serveto terminó con la muerte en la hoguera por instigación de Calvino con la quema de sus libros, y en el de Arnaldo, la sentencia de la junta de teólogos de Tarragona, que en 1316, después de su muerte,  ordenó la destrucción de sus obras espirituales.

Humanistas, estudiosos de todas las ciencias y dominadores de muchos idiomas, hubieran producido y descubierto muchas cosas más, si hubiesen estudiado muchas menos. Siempre creyeron que todo lo que puede ser pensado, puede ser dicho, discutido y hecho. Políglotas ambos; Arnaldo escribió en latín y catalán y hablaba hebreo, árabe, griego, francés e italiano, mientras Serveto a los trece años, además de su lengua materna, dominaba ya el latín, griego y hebreo.

Navegando hacia Génova le sorprendió la muerte a Arnaldo en septiembre de 1311, justo, como si fuera una reencarnación, 200 años después, el 29 de septiembre de 1511, nació Serveto.

Calvino contra Servet

 

El Lado Oscuro de Calvino

Por Dan Corner

 

[Capítulo 3 del libro, The Believer’s Conditional Security
(La Seguridad Condicional del Creyente, por Dan Corner)

[Se anima al lector a duplicar el artículo, pero sin cambio, alteración u omisión de ningún tipo]

(Está permitida solamente la reproducción total y no parcial de este escrito. Usted puede imprimirlo y distribuirlo libremente con tal de que no altere su contenido y de que retenga las direcciones postal y electrónica que se encuentran al final).

En Ginebra, con una población de 16,000 habitantes, se llevaban a cabo cincuenta y siete ejecuciones y setenta y seis expatriaciones en un periodo de cinco años. Todas estas condenas eran sancionadas por Calvino. (Samuel Fisk, Calvinistic Paths Retraced [Las Sendas Calvinistas Desandadas] Murfreesboro, TN: Biblical Evangelism Press, 1985, pág 115).

Para preparar un sistema eficaz, Calvino hizo uso del estado para infligir penas más severas. Dichas penas demostraron ser excesivamente violentas, en 1546 cincuenta y ocho personas fueron ejecutadas y setenta y cinco desterradas (Earle E. Cairns, Christianity Through The Centuries: A History of the Christian Church [El Cristianismo a Través de los Siglos Una Historia de la Iglesia Cristiana] Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1981, pág. 311).

Desde 1541 hasta 1559 tuvieron lugar los actos oficiales del Concilio, exhibiendo un oscuro capitulo de censuras, castigos, encarcelamientos, y ejecuciones. Durante los estragos de la peste en 1545, más de veinte hombres y mujeres fueron quemados vivos acusados de brujería, y de una perversa conspiración para propagar la horrible enfermedad. Desde 1542 hasta 1546 se llevaron acabo cincuenta y ocho juicios de muerte y setenta y seis decretos de destierros. Durante los años 1558 y 1559 los casos de varios castigos para toda suerte de ofensas sumaron cuatrocientos catorce–una proporción muy grande para una población de 20,000 habitantes.

Los oponentes de Calvino-Bolsec, Audin, Galiffe (padre e hijo)-recurren a la mayoría de estos hechos, y, pasando por alto todo lo bueno que él ha hecho, condenan al gran Reformador como un despiadado y cruel tirano (Philip Schaff, History of the Christian Church [Historia de la Iglesia Cristiana], Vol. VIII, Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, Reprinted 1995, Third Edition, Revised, páginas 492, 493).


Usted está a punto de leer una parte importante de la historia de la iglesia del período de la Reforma, que ha sido tan encubierta en nuestros días, que muy pocas personas tienen conocimiento de los hechos. Prepárese para un susto.

El 27 de Octubre de 1553, Juan Calvino, el fundador del calvinismo, tenia a Miguel Servet, el médico español(1), clavado con estacas en las afueras de Ginebra, siendo consumido en las llamas por causa de sus herejías doctrinales!(2) Este acontecimiento era algo que Calvino había considerado un largo tiempo antes que Servet fuera siquiera capturado, por el hecho de que Calvino escribió a su amigo, Farel, el 13 de febrero de 1546 (Siete años antes del arresto de Servet) y quedó registrado como diciendo:

Servet me escribió recientemente con una presumida arrogancia, e incluyó a su carta un largo volumen de sus delirantes fantasías, que a mi parecer son algo desconcertantes e insólitas. El se hará cargo de venir hasta aquí, si yo estoy de acuerdo. Pero yo no estoy dispuesto a dar mi palabra para su seguridad, porque si él viniese, de ninguna manera le permitiré partir vivo, de tal modo que mi autoridad sirva para este provecho.(3)

Obviamente, en ese día en Ginebra, Suiza, Calvino tenia la autoridad final. Es por esto que algunos se refieren a Ginebra como la “Roma del Protestantismo”(4) y a Calvino como el “famoso ‘Papa’ Protestante de Ginebra.”(5)

Durante el Juicio a Servet, Calvino escribió a su amigo:

Yo espero que el veredicto requiera la pena de muerte. (6)

Aunque Calvino consintió con el pedido de Servet para ser decapitado, él aparentemente aprobó el modo de ejecución empleado. Pero, ¿Por qué quería Calvino que Servet fuese decapitado? ¿Por qué deseaba la muerte de Servet en primer lugar? Contestemos estás dos preguntas en orden:

En un momento dado, es verdad, Calvino quiso a Servet decapitado. La decapitación era empleada para los ofensas civiles, y Calvino quiso aparentar como que esto era una cuestión civil en lugar de una religiosa. Pero como no había apoyo para esto, la idea fue desechada.(7)

Para rescatar a Servet de sus herejías, Calvino contestó con la ultima edición de sus Institución de la Religión Cristiana, que Servet devolvió prontamente con comentarios marginales insultantes. A pesar de las suplicas de Servet, Calvino, que desarrolló un intenso odio a Servet durante la correspondencia, rehusó devolver cualquier material incriminatorio.(8)

Declarado culpable de herejía por las autoridades católico-romanas, Servet escapó de la pena de muerte en un descanso en la prisión. Dirigiéndose a Italia, Servet se detuvo inexplicablemente en Ginebra, donde el había sido denunciado por Calvino y los Reformadores. El fue capturado el día de su llegada, y sin querer retractarse, fue condenado como hereje y quemado en 1553 con la tácita aprobación de Calvino. (9)

Por favor note que Servet devolvió a Calvino sus Institución con comentarios marginales insultantes. ¿Pudo éste hecho haber engendrado en Calvino un intenso odio hacia él?. En cuanto a Calvino, ¿cómo veía él su propio trabajo de la Institución? En 1545, Juan Calvino escribió:

Yo no me atrevo a dar también sólido testimonio a su favor, ni declarar cuan provechosa pueda ser su lectura, para que no parezca que aprecio excesivamente mi propio trabajo. Sin embargo, yo puedo dar bastante seguridad a esto, que él será un tipo de llave que abre a todos los hijos de Dios un recto y eficaz acceso al entendimiento del sagrado tomo. También, si nuestro Señor me da de aquí en adelante los medios y oportunidad para componer algunos Comentarios, yo usaré la mayor brevedad posible, y en eso trataré de no tener ocasión para hacer largas digresiones, ya que yo tengo de una manera deducida en forma extensa todos los artículos que pertenecen la cristiandad.

Y desde que nosotros nos ligamos al reconocimiento de que toda verdad y doctrina legítima proceden de Dios, yo me aventuro en declarar lo que yo pienso de éste trabajo y lo reconozco como el trabajo de Dios en lugar del mío. A él, de hecho, la alabanza que debe solamente a él atribuírsele.(10)

Uno no puede evitar reconocer la similitud entre la exaltada estimación de Calvino hacia su propio libro y Mary baker Eddy, la fundadora de Ciencia Cristiana, que tituló a su propio libro, Ciencia y Salud Con Llave a las Escrituras. Los dos creían que tenían una llave para las Escrituras.

El Arresto y Encarcelamiento de Servet

En el curso de su huida desde Viena, Servet hizo una parada en Ginebra y cometió el error de asistir a un sermón de Calvino. Él fue reconocido y arrestado después de los servicios.(11)

Calvino lo tenía arrestado [a Servet] como un hereje. Declarado culpable y quemado hasta morir.(12)

Pero el destino de Servet estaba decidido irrevocablemente. “En prisión el fue sujeto a un cruel trato; y le negaron el beneficio de un abogado … Sus puntos de vista religiosos no habian sido expuestos ni impresos en territorio de Ginebra. El gobierno de Ginebra, por lo tanto, no tenía ni la más mínima jurisdicción legal para su arresto, encarcelamiento, tortura y muerte.”(13)

Desde el momento en que Calvino lo tenia arrestado el 14 de agosto hasta su condenación, Servet pasó sus días restantes “… en un atroz calabozo sin luz ni calefacción, con poca comida, y sin instalaciones sanitarias.”(14)

Sea observado que alrededor de los pies de Servet fue puesta madera semiverde y una corona de azufre fue esparcida en su cabeza. Tomó mas de treinta minutos darlo por muerto en semejante fuego. Otro registro asume que fueron tres horas. Dirigiéndose a la ejecución, el amigo de Calvino, Farel, caminaba junto al hombre condenado.

Farel y Servet

Farel caminaba junto al hombre condenado, y mantenía un constante ataque de palabras, en completa insensibilidad a lo que Servet podría estar sintiendo. Todo lo que él tenia en mente era arrancar del prisionero un reconocimiento de su error teológico–un ejemplo impactante de un desalmado tratamiento para curar almas. Unos minutos después de esto, Servet dejó de responder y oró en voz baja para sí mismo. Cuando ellos llegaron al lugar de la ejecución, Farel anuncio a la expectante muchedumbre “Aquí ustedes ven cuánto poder posee Satanás cuando tiene a un hombre bajo su dominio. Éste hombre es un estudioso de distinción, y él quizás creyó que estaba actuando correctamente. Pero ahora Satanás lo posee completamente, como podría también poseer a ustedes, de manera que ustedes caigan en sus trampas.”

Cuando el ejecutor empezó su trabajo, Servet susurró con voz temblorosa “¡Oh Dios, Oh Dios!” El frustrado Farel exclamó exaltado “¿No tienes nada más que decir?” Esta vez Servet le contestó “¡Qué otra cosa podría hacer, sino hablar con Dios!” Entonces él fue levantado y colocado en la hoguera y encadenado a las estacas. Un corona mezclada con azufre fue colocada en su cabeza. Cuando las fajinas fueron encendidas, un lamento penetrante de horror salió de él. “¡Misericordia, misericordia!” él sollozó (gritó). Por más de media hora la horrible agonía continuó, porque la pira se había hecho de madera semi verde y se quemaba lentamente. “Jesús, Hijo del Dios eterno, tiene misericordia de mí,” el hombre atormentado exclamó en medio de las llamas ….(15)

La agonía, sin embargo, fue prolongada. Parece ser que en el caso de Servet fue usada madera verde, por eso fue que tomó tres horas antes de que él fuera declarado muerto.(16)

Calvino y Farel vieron, en su negativa a retractarse, sólo la obstinación de un hereje incorregible y blasfemo. Nosotros debemos reconocer en él la fuerza de su convicción. Él perdonó a sus enemigos; él pidió perdón incluso a Calvino. ¿Por qué no debemos perdonarlo nosotros? Él tenía una naturaleza profundamente religiosa. Nosotros debemos honrar su devoción entusiástica a las Escrituras y a la persona de Cristo. De las oraciones y eyaculaciones insertadas en su libro, y de su lamento pidiendo misericordia, es evidente que él le rindió culto a Jesucristo como su Señor y Salvador.(17)

Así el hereje fue puesto en silencio, ¡pero a que precio! Por más de tres siglos el humo y las llamas que ascendieron sobre el cuerpo torturado de Servet han lanzado una luz pavorosa hacia atrás sobre la figura de Calvino.(18)

Farel notó que Servet podría haber sido salvado cambiando la posición del adjetivo y confesando a Cristo como el Hijo Eterno en lugar de como el Hijo del Dios Eterno.(19)

Aunque la Biblia declara, “Y todo el que invoque el nombre del Señor, será salvo” (Hechos 2:21, NVI. Esta versión se usará a lo largo del artículo a menos que se indique lo contrario. Ver También Ro. 10:13 y comparar con Lc. 23:42, 43), Farel todavía consideró a Servet como un hombre no salvo al final de su vida.

Como las autoridades Católico-Romanas de 1415 quemaron a Juan Hus(20) a la estaca por razones doctrinales, Juan Calvino, semejantemente, quemó a Miguel Servet a la estaca. ¿Pero era la doctrina el único problema? ¿Podría haber otra razón, una política?

Como un “hereje obstinado” él tenía todas sus posesiones confiscadas sin más dificultad. Él fue tratado terriblemente en prisión. Por consiguiente, es entendible que Servet estaba enojado e insultante en su confrontación con Calvino. Desgraciadamente para él, en ese momento Calvino estaba luchando para mantener su poder decadente en Ginebra. Los oponentes de Calvino usaron a Servet como un pretexto para atacar al gobierno teocrático del Reformador de Ginebra. Se volvió una cuestión de prestigio-siempre el punto delicado y penoso para cualquier régimen dictatorial-para Calvino de manera de afirmar su poder en este respecto. Él fue forzado a empujar la condenación de Servet con todos los medios a su autoridad.(21)

Bastante Irónicamente, la ejecución de Servet realmente no ayudó a sostener la fuerza de la Reforma de Ginebra. Al contrario, como Fritz Barth ha indicado, él “gravemente comprometió el calvinismo y puso en las manos de los católicos, a quienes Calvino quiso demostrar su ortodoxia cristiana, el mejor arma para la persecución de los hugonotes que eran nada más que herejes a sus ojos.” El procedimiento contra Servet sirvió como modelo de un juicio a un hereje protestante …. difirió en ningún respecto de los métodos de la Inquisición medieval …. La exitosa Reforma tampoco era capaz de resistir las tentaciones de poder.(22)

¿Era Calvino un Gran Teólogo?

¿Es posible para un hombre como Juan Calvino haber sido un “gran teólogo” y al mismo tiempo transgredir las Escrituras a semejante grado y después no mostrar ningún remordimiento? Estimado lector, ¿tiene usted un corazón que podría, como Juan Calvino, quemar a otra persona a la estaca?

Miremos esto de una manera diferente. Suponga que un hombre de su congregación con una reputación de ser un líder espiritual capturara al perro de su vecino, lo encadenara a una estaca, y entonces usara una pequeña cantidad de madera verde para quemar lentamente al perro hasta matarlo. ¿Qué pensaría usted de semejante persona, especialmente si después de todo eso él no mostrara ningún remordimiento? ¿Querría usted que él interpretara la Biblia por usted? ¡Para hacer las cosas aun peores para Juan Calvino, una persona, en comparación a un perro, fue creada a imagen y semejanza de Dios!

Nos guste o no, las Escrituras llevan a la conclusión de que el corazón de Juan Calvino no estaba iluminado espiritualmente, sino que en extremo oscurecido como resultado de su odio asesino por Servet. Calvino era, por consiguiente, espiritualmente incapaz de proporcionar correctamente la palabra de verdad.(23)

La Escritura declara lo siguiente sobre los asesinos:

Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican artes mágicas, los idólatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Ésta es la segunda muerte. (Apocalipsis 21:8)

y ustedes saben que en ningún asesino permanece (mora) la vida eterna (1 Juan 3:15).

Algunos textos griegos (24) incluyen la palabra griega meno en 1 Juan 3:15. Esa palabra griega se traduce “permanece” (Marshall´s Literal, Young´s Literal) o “morando” (NASB, NKJV, NRSV, Amplified, Wuest, Green´s, KJV) y declara que las personas asesinas no tienen vida eterna permaneciendo (morando) en ellos. (La implicación de esta palabra griega es contraria a UVSSS, que dice que las personas pueden hacerse asesinas, como David, y aun ser salvas.)

Por consiguiente, ningún asesino es salvo. ¡Puesto que Juan Calvino era un asesino, entonces Calvino no era salvo según la Escritura! Es más, ya que los no salvos están oscurecidos en su comprensión espiritual (Efesios 4:18), y no pueden entender la Escritura en general, entonces Calvino estaba en tinieblas en su comprensión espiritual.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. (1 Corintios 2:14, Reina Valera 1960)

Esta verdad debe lanzar sospechas en las peculiares enseñanzas de Calvino de la misma manera que en las enseñanzas de la Sociedad de la Atalaya después de identificarla como falso profeta según Deuteronomio 18:20-22. Al señalar estos hechos sobre Juan Calvino o la Sociedad de la Atalaya no se utiliza el argumento ad hominem* como algunos lo confunden, sino que las verdades básicas de las Escrituras deben ser discernidas espiritualmente.

¡También, Calvino acogió enseñanzas que vinieron de un hombre que estaba específicamente condenado, según la Escritura, por predicar otro evangelio! (Vea el capítulo titulado, Definiciones y Orígenes de UVSSS) ¿Cómo podría acoger Calvino semejante fuente de enseñanzas teniendo en cuenta que esa fuente estaba espiritualmente en tinieblas si él mismo supuestamente era espiritualmente iluminado? La Escritura dice:

Ellos son del mundo; por eso hablan desde el punto de vista del mundo, y el mundo los escucha. (1 Juan 4:5)

¿Era Agustín del mundo? Además de Gálatas 1:8,9, nosotros también tenemos el hecho que sólo los no salvos hacen persecución a la personas por sus creencias religiosas. ¡Nunca vemos en el Nuevo Testamento un cristiano haciendo tal cosa! A pesar de esto, Agustín lo hacia. ¡Igualmente Calvino siguió ese ejemplo no escritural persiguiendo a personas por sus creencias religiosas!

Jesús dijo que nosotros podemos conocer a las personas por sus frutos (Mateo 12:33)-¡sea Juan Calvino o cualquier otra persona! Similarmente, el Apóstol que Juan escribió:

Se sabe quiénes son hijos de Dios y quiénes son hijos del diablo, porque cualquiera que no hace el bien, o que no ama a su hermano, no es de Dios. (1 Juan 3:10, VPDHH)

¿Puede decir usted que Calvino hizo el bien con respecto a la muerte de Servet (y de muchos otros) o estaba él en abierta y obvia violación a la Escritura?

Ningún otro ejemplo se necesita para evaluar objetivamente la condición espiritual de Calvino. Sin embargo, también deben mencionarse brevemente otro dos hombres:

Dos otros episodios famosos concernientes a Jacques Gruet y Jerome Bolsec. Gruet, a quien Calvino consideraba un libertino, había escrito cartas criticando a la Corte Eclesial y, aun más seriamente, había solicitado al rey católico de Francia que interviniera en los asuntos políticos y religiosos de Ginebra. Con la cooperación de Calvino él fue decapitado acusado de traición. Bolsec desafió públicamente las enseñanzas de Calvino sobre la predestinación, una doctrina que Bolsec, y muchos otros, consideraban moralmente repugnante. Desterrado de la ciudad en 1551, él se vengó en 1577 publicando una biografía de Calvino en la cual se le adjudicaba codicia, mala conducta financiera, y aberración sexual.(25)

¿Cómo Debe Uno Tratar Con Un Hereje?

¿Cómo se debe tratar a un hereje o a cualquier falso maestro, es decir, si uno está deseoso de ser guiado por las pautas bíblicas?

Pablo le escribió a Tito y tocó este mismo problema, mencionando las características que debe tener el anciano (u obispo, o supervisor) en la iglesia:

[El anciano] Debe apegarse a la palabra fiel, según la enseñanza que recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los que se opongan. Y es que hay muchos rebeldes, charlatanes y engañadores, especialmente los partidarios de la circuncisión. A ésos hay que taparles la boca, ya que están arruinando familias enteras al enseñar lo que no se debe; y lo hacen para obtener ganancias mal habidas. (Tito 1:9-11)

Claramente, entonces, a un maestro falso debe imponérsele silencio, no matándolo, como el fundador del calvinismo hizo, sino refutándolo con la Escritura. Éste es el verdadero método cristiano, en contraste con los ejemplos de Calvino y de su predecesor, Agustín.

Si el ejemplo de Calvino fuera nuestra norma, la próxima vez que un testigo de Jehová toque a nuestra puerta, nosotros deberíamos atacarlos y capturarlos, ligarlos a una estaca, y hacer velas humanas de ellos. ¿Puede imaginar usted a un cristiano profeso haciendo esto, mucho menos a un teólogo reputado? Si puede, podría usted obligarse a creer que semejante persona era verdaderamente salva y a la vez adherente a este extraño distintivo doctrinal?

También, los falsos maestros deben ser abiertamente nombrados así como Pablo abiertamente nombró a Himeneo y Fileto, que estaban trastornando la fe de algunos cristianos que Pablo conocía:

… y sus enseñanzas se extenderán como el cáncer. Esto es lo que sucede con Himeneo y Fileto, que se han desviado de la verdad diciendo que la resurrección ya pasó, y andan trastornando así la fe de algunos (2 Ti. 2:17,18, VPDHH).

Tan desagradable como esto puede ser a algunos, citar nombres es también un preventivo importante contra el veneno espiritual de un falso maestro.

Volviendo a Calvino, ¿puede decir usted que algunos están equivocados al concluir que él debe de haber sido gobernado por un espíritu diferente del que Pablo tenía, ya que las enseñanzas de Pablo acerca de cómo tratar con un hereje estaban diametralmente opuestas a las de Calvino?

Con respecto a estos hechos sobre la vida de Juan Calvino, ¿por qué estas cosas se han pasado por alto en nuestros días? ¿Podría ser porque muchos los ven como una refutación al calvinismo y que lo podría poner en una situación embarazosa?

¡La mayoría de las personas está aprendiendo recién ahora estos hechos chocantes sobre Juan Calvino por primera vez mientras leen esto!

Ningún evento ha influido más en el juicio de la historia de Calvino que el papel que él jugó en la captura y ejecución del médico español y aficionado teólogo Miguel Servet en 1553. Este evento ha oscurecido todo lo demás que Calvino logró y continúa avergonzando a sus admiradores modernos.(26)

Tres preguntas importantes permanecen que cada uno de nosotros debemos contestar:

(1) ¿Puede justificarse Bíblicamente a Juan Calvino por matar a Miguel Servet?

(2) ¿Puede un odio asesino, como Calvino tenía, hacer a alguien espiritualmente incapaz de interpretar las Escrituras con precisión (1 Cor. 2:14; 1 Jn. 2:9-11)?

(3) ¿Puede un asesino no arrepentido ser salvo (1 Jn. 3:15, comparar con Ap. 21:8)?

La Teología de Calvino

La versión de Calvino de la cristiandad es muy popular alrededor del mundo, pero ¿son sus puntos de vista Escriturales? Contestar afirmativo es decir que la doble predestinación de Calvino es verdadera, esto es, que algunos son predestinados para el cielo y otros son predestinados para el infierno.(27) Esto violaría muchas Escrituras, sobre todo 2 P. 3:9:

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. (Reina Valera 1960)

Un autor de UVSSS comenta sobre cómo esta enseñanza Calvinista afectó adversamente al poeta Guillermo Cowper:

Cowper también luchó con un problema teológico que él no se resolvió correctamente. Él creció en un tiempo cuando la doctrina de la elección era enfatizada, a saber, la idea de que Dios es el que escoge quién será salvo y que se dejará el resto para la condenación. Cowper sentía que él no era digno ser clasificado como pertenecer a los escogidos. Él pensó que, por cualquier razón, la elección lo excluyó de las maravillas del amor de Dios.(28)

Además, las enseñanzas de Calvino declaran que la obra de Jesús en la cruz no era infinita, porque según esa enseñanza, él no vertió su sangre para cada humano, sino sólo para los elegidos-aquellos predestinados a ser salvos. Esto es refutado claramente por 1 Juan 2:2:

Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo (Reina Valera 1960).

¡Aquellos que aceptan este punto del calvinismo, conocido como expiación limitada, nunca podrían decirles al azar a una persona que Jesús murió por ella, porque a menos que esa persona sea una de las escogidas, entonces Jesús no murió por ella!

Es más, Calvinismo realmente enseña que la regeneración precede a la fe:

Ver el reino de Dios ciertamente es el acto de fe y, como tal, la fe es imposible sin la regeneración. Por lo tanto la regeneración debe ser anterior a la fe. Nosotros podemos afirmar entonces sobre esta base que el orden es regeneración, fe, justificación.(29)

También, la doctrina de “la perseverancia de los santos” de Calvino afirma que el poder de Dios mantiene salva a una persona verdaderamente salva, aun cuando esa persona incurra en pecados graves y durante un tiempo continúe en eso.(30) ¡Esto claramente viola muchos ejemplos y advertencias bíblicas que demuestran lo opuesto!

Debe estar claro que, desde los días de Calvino hasta hoy, la doctrina de “la perseverancia de los santos” (comúnmente conocida por algunos como “una vez salvo siempre salvo”) ha sido a menudo una “licencia para la inmoralidad” enseñada bajo la estandarte de gracia. Judas 3, 4 declara:

Queridos hermanos, he sentido grandes deseos de escribirles acerca de la salvación que tanto ustedes como yo tenemos; pero ahora me veo en la necesidad de hacerlo para rogarles que luchen por la fe que una vez fue entregada al pueblo santo. Porque por medio de engaños se han infiltrado ciertas personas a quienes las Escrituras ya habían señalado desde hace mucho tiempo para la condenación. Son hombres malvados, que toman la bondad de nuestro Dios como pretexto para una vida desenfrenada, y niegan a nuestro único Dueño y Señor, Jesucristo. (VPDHH).

Así como la propia teología de Calvino le permitió su cruel y no escritural acción contra Servet, muchos en nuestros días son sexualmente inmorales, mentirosos, borrachines, codiciosos, etc., mientras ellos todavía profesan salvación. Ésta es una ramificación del mensaje de gracia de Calvino-una enseñanza que se ha extendido y provino de un hombre que pudo abiertamente quemar y matar a otro y en los siguientes diez años y siete meses de su vida, nunca públicamente arrepentirse de su crimen y pecado.

Las posteridad tiene una Deuda de Gratitud Conmigo

Calvino nunca cambió su punto de vista o pidió perdón por su conducta hacia Servet. Nueve años después de su ejecución él lo justificó en auto-defensa contra los reproches de Baudouin (1562), diciendo “Servet sufrió la pena debido a sus herejías, pero fue por mi voluntad? Ciertamente su arrogancia lo destruyó a él no menos que su impiedad. ¿Y acaso fue mío el crimen si nuestro Concilio, a mi pedido, de hecho, pero en conformidad con la opinión de las varias Iglesias, tomó venganza de sus blasfemias execrables? Dejen a Baudouin abusar de mí todo lo que él quiera, con tal de que, por el juicio de Melanchthon, la posteridad tenga conmigo una deuda de gratitud por haber purgado la Iglesia de tan pernicioso monstruo.”(31)

De hecho, Calvino no sólo nunca se arrepintió del episodio de Servet, él fue mucho más allá de eso al defenderse a sí mismo:

El trabajo de Calvino contra Servet le dio completa satisfacción a Melanchthon. Esa es la refutación más fuerte de los errores de su oponente que su edad produjo, pero esto no está libre de amargor contra uno que, por fin, había pedido humildemente su perdón, y quién había sido enviado al trono del juicio de Dios por una muerte violenta. Es imposible leer sin dolor el pasaje siguiente “Quienquiera que contienda ahora a sabiendas y de buena gana que es injusto matar a los herejes y blasfemos, incurre en su misma culpa. Esto no es impuesto por autoridad humana; es Dios que habla y prescribe una regla perpetua para su Iglesia.”(32)

Estimado lector moderno, ¿piensa usted que es injusto matar a un hereje? Si usted es como la mayoría, entonces, según Juan Calvino, el gran Reformador, ¡usted incurre en la misma culpa! (Por supuesto, no hay ninguna Escritura que puede darse para apoyar esta declaración de Calvino.)

También, al Calvino decir que era Dios que estaba hablando, ¿no parece como que él estaba afirmando ser un profeta? Es más, según Calvino, Dios tiene este tratamiento para con los herejes como una regla perpetua para su Iglesia. ¡Este es el real y desenmascarado Juan Calvino que muy pocos saben que existió!

Nosotros nos acercamos ahora al capítulo oscuro en la historia de Calvino que ha lanzado una oscuridad encima de su nombre justo, y lo expuso, no injustamente, al cargo de intolerancia y persecución que él compartió con su edad entera.

La quema de Servet y el decretum horribile(33) es suficiente en el juicio de una gran parte del mundo cristiano para condenarle a él y a su teología ….(34)

En Defensa De Calvino

A pesar de los hechos antes mencionados, no obstante hay algunas personas que todavía intentarán defender a Juan Calvino diciendo:

(1) La herejía trinitaria era un crimen de pena de muerte en esos días y en esa cultura;

(2) La decisión realmente no era de Calvino en absoluto sino que era una decisión del “Concilio de 25,” de Ginebra y era lo normal en esos tiempos;

(3) Calvino tenía un punto de vista erróneo de iglesia y estado;

(4) Otros Reformadores mayores estaban de acuerdo con ese proceso judicial.

¡Absolutamente ninguno de estos argumentos ofrecidos para defender a Calvino pueden apoyarse en las Escrituras!

Lucas 14:23

Como Agustín, Juan Calvino cita Lc. 14:23 como apoyo escritural para penar la herejía con muerte. Consideremos ese pasaje:

Dijo el señor al siervo Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. (Lucas 14:23, Reina Valera 1960)

¡Este verso claramente no está hablando de destrucción sino de salvación! También, nosotros vemos en el libro de los Hechos que los discípulos del primer siglo forzaban a las personas para que fuesen salvas con argumentación escritural, nunca con persecución y muerte.

¿Finalmente, si uno o es predestinado para salvación o condenación, entonces ¿cómo pudiéramos forzarlos nosotros a entrar de cualquier manera? ¡Esa doctrina enseña que uno se salva o se pierde basado solamente en la opción al azar de Dios!

Específicamente con respecto a la herejía trinitaria, McNeill comenta:

Calvino albergó a otros que estaban lejos de la ortodoxia trinitaria. Pero hacia Servet él era implacable.(35)

Por la propia admisión de Calvino, él prometió matar a Servet, incluso antes de su juicio, cosa que más tarde logró. “El Concilio de 25″ de Ginebra tenía sólo un papel subordinado. Recuerde, Calvino era como el papa en autoridad gobernante de Ginebra:

La quema de Servet-permítame decirlo con suma claridad-era un hecho por el cual Calvino es el principal responsable. No se hizo a pesar de Calvino, como algunos admiradores fanáticos suelen decir. Él lo planeó de antemano y lo manipuló de comienzo a fin. Ocurrió debido a él y no a pesar de él …. Contrariamente a la leyenda que se está de moda por los fanáticos de Calvino, el espíritu de aquellos tiempos ya estaba relegando tal inhumanidad al limbo del pasado.(36)

Nosotros no debemos obedecer los dictados de nuestro día y cultura ya que no son escriturales. Si bien es verdad que Calvino tenía un punto de vista erróneo de iglesia y estado, debe agregarse que estaba equivocado porque eso no era escritural y era algo que llevaba a las muertes prematuras de otros.

Finalmente, no es pertinente si otros Reformadores están de acuerdo o discrepan con la decisión de Calvino. Esto no tiene peso en absoluto en lo que es correcto o malo. Sólo la Escritura y tan sólo la Palabra de Dios puede determinar eso (2 Timoteo 3:16,17), y la misma explícitamente condena las acciones crueles de Calvino. ¡Recuerde, Sola Scriptura!

Las cenizas de Servet clamarán contra él [Calvino] tanto tiempo como sea necesario con tal de que los nombres de estos dos hombres sean conocidos en el mundo.(37)

Considere Esto …

Juan Calvino escribió:

Quienquiera que ahora a sabiendas y de buena gana contienda que es injusto que los herejes y blasfemos sean llevados a la muerte, incurre en la misma culpa. Esto no es impuesto por autoridad humana; ,b>es Dios que habla y prescribe una regla perpetua para su Iglesia.(38)

Las siguientes son propias palabras de Juan Calvino, en el prefacio a la Edición francesa en 1545, sobre sus propia Institución de la Religión Cristiana:

Yo no me atrevo a tener demasiado fuerte testimonio a su favor, ni a declarar cuán provechosa la lectura de él ha de ser, para que no parezca que aprecio mi propio trabajo demasiado favorablemente. Sin embargo, yo puedo dar mucha seguridad a esto, que será un tipo de llave que abre a todos los hijos de Dios un acceso recto y eficaz para la comprensión del sagrado tomo. Por esta razón, si nuestro Señor me da de aquí en adelante los medios y la oportunidad de componer algunos comentarios, yo usaré la mayor brevedad posible, de manera que no haya ocasión de hacer largas digresiones, ya que yo tengo de una manera deducida en longitud todos los artículos que pertenecen a la Cristiandad.

Y ya que nosotros estamos obligados a reconocer que toda la verdad y la doctrina legítima proceden de Dios, yo audazmente me aventuro en declarar lo que yo pienso de este trabajo, reconociéndolo como el trabajo de Dios en lugar del mío. A él, de hecho, debe adjudicársele la alabanza debida.(39)

Notas

*Apelando a consideraciones personales en lugar de a hecho o razón.

1. Servet escribió sobre la circulación pulmonar de la sangre muchos años antes de que a William Harvey le dieran el crédito por su descubrimiento.

2. “Por sólo dos asuntos, significativamente, Servet fue condenado – a saber, el anti-Trinitarianismo y el anti-Pedobautismo.” Roland H. Bainton, Roland H. Bainton, Hunted Heretic [Hereje Perseguido] (Boston: The Beacon Press, 1953), pág. 207. [Comentario Si bien Servet estaba equivocado sobre la Trinidad, con respecto a su rechazo del bautismo infantil, Servet dijo, "es una invención del diablo, un engaño infernal para la destrucción de toda la cristiandad" (Ibid., pág. 186). Muchos cristianos de nuestros días no podrían sino dar un "Amén" a esta declaración hecha sobre el bautismo infantil. Sin embargo, esto es, en parte, por lo que Servet fue condenado a muerte.]

3. Henry C. Sheldon, History of the Christian Church [Historia de la Iglesia Cristiana], Vol. 3 (Hendrickson Publishers, Inc. Edition, Second Printing, 1994), p. 159, fn.

4. Elgin Moyer, The Wycliffe Biographical Dictionary Of The Church, Revised and enlarged by Earle E. Cairns [El Diccionario Biografico Wycliffe de la Iglesia, Revisado y ampliado por Earle E. Cairns] (Chicago: Moody Press, 1982), p. 73.

5. Stephen Hole Fritchman, Men Of Liberty [Hombres De Libertad] (Port Washington, NY: Kennikat Press, Inc., Reissued, 1968), p. 8.

6. Walter Nigg, The Heretics [Los Herejes] (Alfred A. Knopf, Inc., 1962), p. 328.

7. Fisk, Calvinistic Paths Retraced [Las Sendas Calvinistas Desandadas], p. 116.

8. Steven Ozment, The Age Of Reformation 1250-1550 [La Edad De La Reforma] (New Haven and London Yale University Press, 1980), p. 370.

9. William P. Barker, Who’s Who In Church History [Quién Es Quién En La Historia De La Iglesia] (Old Tappan, NJ: Fleming H. Revell Company, 1969), p. 252. 10. John Calvin, Institutes of the Christian Religion [Institución de la Religión Cristiana] (Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Co., reimpresión de 1995), traducido por Henry Beveridge, pp. 22, 23.

11. Nigg, The Heretics [Los Herejes], p. 326.

12. Moyer, The Wycliffe Biographical Dictionary Of The Church [El Diccionario Biografico Wycliffe De La Iglesia], p. 366.

13. Fisk, Calvinistic Paths Retraced [Las Sendas Calvinistas Desandadas], p. 116.

14. John F. Fulton, Michael Servetus Humanist and Martyr [Miguel Servet Humanista y Martir] (New York, NY: Herbert Reichner, 1953), p. 35.

15. Nigg, The Heretics [Los Herejes], p. 327.

16. Fisk, Calvinistic Paths Retraced [Las Sendas Calvinistas Desandadas], p. 116.

17. Schaff, History of the Christian Church [Historia de la Iglesia Cristiana], Vol. VIII, p. 789.

18. Sheldon, History of the Christian Church [Historia de la Iglesia Cristiana], Vol. 3, p. 160.

19. Bainton, Hunted Heretic, p. 214. [Hereje Perseguido] [Comentario En ninguna parte de la Biblia podemos ver esta clase de énfasis para la salvación de uno. El ladrón agonizante, el carcelero de Filipos y Cornelio fueron todos salvos por una muy básica confiada-sometida fe en Jesús.]

20. Juan Hus atacó varias herejías católicas romanas como la transubstanciación, la subordinación al papa, la creencia en los santos, la eficacia de absolución a través del sacerdocio, la obediencia incondicional a los gobernantes terrenales y la simonia. Hus también hizo de las Santas Escrituras la única regla en materias de religión y fe. Vea El Wycliffe Biographical Dictionary Of The Church [Diccionario Biográfico Wycliffe De La Iglesia], p. 201.

21. Nigg, The Heretics [Los Herejes], p. 326.

22. Ibid., pp. 328, 329.

23. Por ejemplo, contraste el significado que Jesús dio de la parábola de las cizañas en el campo (Mt. 13:24-43) a lo que Calvino enseñó. El Señor nos dijo “el campo es el mundo” (v. 38); Juan Calvino enseñó “el campo es la iglesia. “Vea el comentario verso por verso de Calvino al evangelio de Mateo.

24. Twenty-first edition of Eberhard Nestle’s Novum Testament Graece and Textus Receptus. [Edición vigésimo primera edición de Eberhard Nestle Novum Testament Graece y Textus Receptus.]

25. Ozment, The Age Of Reformation 1250-1550 [La Edad De La Reforma 1250-1550], páginas 368, 369. El libro de Bolsec en el cual él atribuye a Calvino unos dichos que se citan en Histoire de la vie, moeurs, actes, doctrine, constance et mort de Jean Calvin … pub. a Lyon en 1577, ed. M. Louis-Francois Chastel (Lyon, 1875).

26. Ibid., p. 369.

27. Calvin, Institutes of the Christian Religion [Institución de la Religión Cristiana], Vol. 2, p. 202.

28. Erwin W. Lutzer, How You Can Be Sure That You Will Spend Eternity With God [Cómo Puede Usted Estar Seguro De Que Pasará La Eternidad Con Dios] (Chicago: Moody Press, 1996), pp. 137, 138.

29. John Murray, Redemption-Accomplished and Applied [Redención -Consumada y aplicada] (Grand Rapids 3, MI: Wm. B. Eerdmans Publishing Company, 1955), p. 104.

30. Westminster Confession, Of the Perseverance of the Saints [La Confesión de Westminster, de la Perseverancia de los Santos], capitulo XVII, divido en párrafo 3,6.096.

31. Schaff, History of the Christian Church [Historia de la Iglesia Cristiana] Vol. VIII, pp. 690, 691.

32. Ibid., p. 791.

33. Se refiere al decreto de reprobación de Calvino (Ibid., p. 559).

34. Ibid., p. 687.

35. Fisk, Calvinistic Paths Retraced [Las Sendas Calvinistas Desandadas], p. 116.

36. Ibid., pp. 115, 116.

37. Nigg, The Heretics [Los Herejes], p. 328.

38. Schaff, History of the Christian Church [Historia de la Religión Cristiana], Vol. VIII, p. 791.

39. Calvin, Institutes of the Christian Religion [Institución de la Religión Cristiana], pp. 22, 23.


Red: www.alcanceevangelistico.org

Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA

 

 

 

Burning the Heretics

A sermon by Dave Weissbard, delivered at The Unitarian Universalist Church.

Rockford, Illinois. 10/27/2002.

 

Traducción de Quemando a los Herejes.Resumiendo la vida de Serveto, que ya conocemos, y destacando las novedades y puntos de vista propios del autor.   

 

          Weissbard relata en su sermón, su viaje a Nueva York, para el examen de un nuevo libro sobre Michael Servetus, el héroe del Unitarismo,le llama, que fue quemado en la estaca por el héroe Evangélico cristiano, John Calvin, el 27 de octubre de 1553. La historia fascinante de Servetus, dice, es una parte de nuestra historia como iglesia, y sus ideas, así lo demuestra el cambio reciente en la Register Star,  y son también una parte de nuestro presente.

          Continúa exponiendo que el libro que debía analizar, era Out of the Flames (Fuera de las Llamas), escrito por Lorenzo y Nancy Goldstone, y publicado por Books Broadway, subsidiaria de Random House. Recomienda entusiastamente su lectura. Reconociendo que el libro de los Goldstone está sumamente subordinado a la biografía de Servetus escrita por el historiador de iglesia, Roland Bainton y publicado por su Association’s Beacon Press en 1953, en el 400th aniversario de la ejecución de Servetus. Lo que los Goldstone’s han hecho, es un trascendente trabajo para transformar los acontecimientos históricos en una novela de aventura, para la cual ellos subrayan mucho el  contexto social y político de la época. El suyo es un verdadero “page-turner ” y puede atraer más atención hacia Servetus y la libertad religiosa, que Bainton, cuyo trabajo es más investigador. Continúa así su sermón:

[ Servetus: su juventud]

          Déjeme compartir con usted algunos pasajes de la vida y la muerte de Michael Servetus como han llegado hasta nosotros.

          Miguel Serveto Conesa , nació el 29 de septiembre de 1511 en Villanueva de Sijena en la esquina noreste de España, cerca de la frontera francesa.

          Tenía trece años cuando ya leía en español, francés,  griego, latín, y hebreo. El conocimiento del hebreo era insólito, porque la iglesia prohibió aquel saber, para que la gente no fuera capaz de leer las Escrituras hebreas en la lengua original, es decir, sin los filtros de sus propios traductores.

          Su padre le envió a la Universidad en Zaragoza,  donde atrajo la atención del clérigo Juan de Quintana, que le hizo su secretario personal. Esto le dió acceso a libros que no estaban sobre el plan de estudios normal, como los trabajos de los humanistas y del monje alemán Martin Luther. Servetus siguió a  Quintana a su siguiente puesto en la Universidad de Barcelona, pero su padre insistió en que continuara sus estudios de leyes en la Universidad de Toulouse, que era un “enclave de radicalismo”.  Quintana, al ser escogido para ser el Confesor a Carlos V,  lo llevó como su secretario privado. Servetus con 18 años, estuvo en la coronación del Emperador Carlos como por el Papa Clemente y quedó horrorizado de la opulencia del acontecimiento. Dimitió como secretario  de Quintana y se dirigió a Basilea, que tenía reputación de asilo humanista.

          Servetus fue a la casa de Johannes Oecolampadius, antiguo ayudante de Erasmo. Los Goldstone’s sugieren:

No es difícil de imaginarse la reacción Oecolampadius’s cuando el jóven, brillante, sumamente erudito, con un puesto clave en la corte de Carlos V, apareció en su puerta. Un recluta más  importante sería difícil de prever.

Lo que Servetus no sabía era que su anfitrión había moderado sus ideas, y el anfitrión no previó que su invitado mantendría en su casa sus desacuerdos teológicos.

[ la Trinidad]

          Servetus creía que la doctrina de la Trinidad no estaba basado en la Biblia, y que era un producto de criterios posteriores. No podía encontrar ninguna base bíblica y creyó que el cristianismo tenía que limpiarse de aquella falsa enseñanza. Él escribió;

God himself is our spirit dwelling in us and this is the Holy Spirit within us. In this we testify that there is in our spirit a certain working latent energy, a certain heavenly sense, a latent divinity and it bloweth where it listeth and I hear its voice and I know not whence it comes or whither it goes, So is everyone that is born of the spirit of God.

 

          Servetus y su anfitrión pelearon. Servetus averiguó que estuvo a punto de ser denunciado por Oecolampadius, y escapó a Estrasburgo, donde, con 20 años, imprimió su primer libro, Sobre los Errores de la Trinidad. Con más de treinta citas en latín, griego, hebreo y árabe, sosteniendo todos sus puntos de vista en la Biblia. Los Goldstone’s sugieren:

Servetus was so smart that it never seemed to occur to him that his arguments would be more effective if he didn’t imply that anyone holding an opposing view was an idiot.

 

          Es importante entender que Servetus no es nuestro contemporáneo. Él creyó apasionadamente en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, como disposiciones de un Dios y no seres separados y distintos.

          El editor adivinó el riesgo y rehusó poner su nombre en el libro, pero de las 1,000 copias imprimidas, fueron vendidas inmediatamente con un enorme éxito.

          Lo que atrajo la atención, de la Inquisición en España condenando inmediatamente a Servetus a muerte por su herejía. Él no estaba allí, y las tentativas de la Inquisición para conseguir que volviera a casa, fracasa. Michael Servetus desapareció de la faz de la tierra.

( de Villeneuve )

          Con 22 años, (un brillante diamante llamaron a Michel de Villeneuve) comenzó a estudiar Matemáticas en la Universidad de París. Había también otro estudiante brillante y ambicioso, Johannus Calvinus. Calvin odió a Michel de Villenueve, quien sabía que era Michael Servetus. Servetus ya había experimentado en su corta vida, muchos de los logros a los que aspiraba Calvin. Calvin se vió forzado a escapar. Michel de Villeneuve aún no había sido identificado como Servetus, y estaba a salvo por el momento. Servetus comenzó a atraer la atención para sus ideas entre los reformadores en París, y Calvin, enterado de ello, se enfureció. Calvin decidió arriesgar su vida concertando un debate secreto con Servetus, confiando en que invitaran a reformadores. Servetus rehusó asistir,  sintiendose Calvin humillado.

          Servetus se trasladó a Lyon en 1535. Había allí más de 100 editores, y Servetus encontró  trabajo como  corrector. Uno de los libros que él corrigió era un texto médico de Symphorien Champier, que impresionado por el trabajo, lo hizo su secretario personal. Por recomendación de Champier, Servetus volvió a París en 1536 como estudiante de medicina (en realidad, él no era oficialmente un estudiante, pues para hacerse, habría requerido una partida de nacimiento que no estaba dispuesto a proporcionar, debido a lo que esto revelaría.) Después de un año de estudios, Servetus publicó un folleto sobre Jarabes. Comenzó a tener problemas con la facultad y tuvo que abandonar sus estudios, habiendo realizado sólo dos de los cuatro años requeridos.

Volvió a Lyon y luego se estableció como médico en Charlieu. Uno de sus antiguos alumnos, el arzobispo de Vienne, lo convenció de ir allí, a practicar la medicina. Había también en Vienne una imprenta, y podría seguir corrigiendo sus escritos, al tiempo de prácticar la medicina.

          Se hizo muy popular como Michel de Villeneuve, erudito y médico brillante. Lo llamaron para tratar a los ciudadanos más prominentes y sus familias. Durante una docena de años vivió tranquilo, pero él era Michael Servetus. En la edición de la Biblia que realizó, no podía menos de añadir sus propios comentarios, como la indicación de que Isaiah no dice que “la virgen concebirá ”, sólo que “ una mujer jóven casadera  concebirá”.

[ Calvin, otra vez]

          Uno de sus buenos amigos, con quien discutió de teología, era Jean Frellon. Servetus continuó rebatiéndole con argumentos, y decidió que estaría bien atraer a su amigo John Calvin al debate. La correspondencia entre ellos comenzó en 1546 y la primer carta de Servetus era muy cortés; la respuesta de Calvin fue condescendiente y oficiosa.  Servetus al recibir la respuesta, despreció los conocimientos de Calvin. Calvin no contestó. Servetus había estado trabajando sobre un nuevo manuscrito que iba a llamar la Restauración de cristianismo, y envió su manuscrito a Calvin para comentarlo. Calvin le envió después una copia de sus Institutos de Christian Religion. Servetus argumentó sobre la copia, línea por la línea, mostrando como Calvin era un  ignorante, y se lo remitió.

          Calvin escribió una carta al Cardenal de Tournon, enemigo de los Protestantes, diciéndolo que Michel de Villeneuve era realmente Michael Servetus. Tournon, consideró que era una maldad de Calvin, y se rió de la carta.

          Servetus continuó escribiendo a Calvin, suplicando que le devolviera su manuscrito, pero Calvin lo guardó. Villeneuve siguió escribiendo y en 1552 su Restauración de cristianismo fue publicada en secreto. Un paquete de libros fue enviada a Ginebra, donde gobernaba Calvin.

          

          Calvin estaba, otra vez, furioso. Prohibió el libro y arrancó dieciséis páginas de la copia que guardaba, envíandolas con una carta a su primo en Lyon, en la que se burlaba de la presencia de un hereje en su región. El primo expidió la carta a las autoridades que investigaron, encargando a Guy de Maugiron seguir con las indagaciones. Maugiron era amigo de Servetus, ya que el doctor había salvado la vida de su hija. Servetus fue convocado, donde los jueces se había reunido. Tardó dos horas en ir allí, y cuando fue acusado, se defendió con elocuencia. Su casa fuera registrada, y nada se encontró. Su amigo le había dado el tiempo necesario para esconder todas las pruebas incriminatorias. Los jueces trasladaron el asunto al Arzobispo, que era amigo de Servetus, y  rehusó actuar.

            Calvin volvió a escribir otra vez y enviar más pruebas. Cuando la segunda carta falló,  intentó la tercera, que tuvo éxito.

          Servetus fue detenido, encarcelado y condenado a muerte por sus herejías. Esa noche él se escapó de la cárcel.

[ en la hoguera]

           Aquí es donde la historia enloquece. Servetus al escaparse, decidió ir a Nápoles donde estaban sus compatriotas. Por alguna razón inexplicable, para ir al sur, comenzó a ir al norte:  decidió ir por Ginebra, el feudo de Calvin.

          Se hospedó en la Posada de la Rosa y pidió ayuda para viajar a Italia. No había ningún transporte, porque era  domingo y Servetus fue a la iglesia donde Calvin predicaba. Siendo reconocido, fue detenido y encarcelado.

          El juicio duró semanas. Servetus encerrado sufrió el abandono, entre los piojos,  la hernia y que no le dieran ropa ni artículos de aseo. Estaba claro que Servetus no había roto ninguna ley en Ginebra, pero esto no importó. Servetus rechazó retractarse de su “crimen ” de discrepar con Calvin. Presentó su caso con elocuencia, a pesar de no tener a su disposición los cargos que habían sido formulados contra él, está claro que nosotros habríamos sido liberados o al menos solamente desterrados. Ellos le acusaron de ser lascivo, de lo que no había ninguna prueba. Declaró haber sido  impotente desde la niñez debido a la cirugía. Dijeron que  debía ser  judío, ya que era capaz de leer hebreo y entonces leyó el Corán en árabe. Le acusaron de  oponerse el bautismo infantil, de lo cual era de verdad culpable, pero argumentó que la gente nacía pura y sólo por malas decisiones, se hicieron pecadores. Creía que la gente sólo debería ser bautizada cuando tenían treinta años, como Jesús. Esto era una herejía.

           Bainton dice del argumento del juicio:

Ø      Servetus believed that Calvin’s doctrine of original sin, total depravity, and determination reducedd man to a log and a stone. Calvin believed that Servetus’ doctrine of the deification of humanity degraded God and made deity subject to the vices and infirmities of the flesh. That was why Calvin could not admit any spark of divinity in Children and when Servetus declared that they could not commit a mortal sin, Calvin answered, “He is worthy that all the little chickens, all sweet and innocent as he makes them, should dig out his eyes a hundred thousand times.”

[martirio]

          El 26 de octubre de 1553, fue condenado “a ser conducido a Champel y allí atado a una estaca, ser quemado con su libro hasta reducirlo a cenizas”. Servetus pidió ser ejecutado con una espada en vez de quemado, porque tuvo miedo que con el dolor, pudiera retractarse de sus firmes creencia y así anular el trabajo de su vida entera, pero Calvin lo rechazó.

          Al día siguiente fue conducido a la estaca. Todos sus enemigos estaban allí, desafiándolo para retractarse, pero él los rechazó. Ha existido una tendencia en las películas para glorificar la muerte en la hoguera. Pero en verdad no era encantadora. Escogieron la madera verde, para que no se quemara demasiado rápidamente. Fue colocado en la estaca con una cadena de hierro alrededor de su cuerpo y una gruesa cuerda enrollada en su cuello. Una corona de paja y hojas impregnada de azufre en su cabeza, una copia de su libro atada a su brazo, y el fuego encendido. Treinta minutos duró su agonía. Su último gritó fue: “Oh Jesús, Hijo de Dios eterno, ten  compasión sobre mí. En lugar de decir, “Hijo eterno de Dios”.

          Calvin fue criticado por este crimen. En 1554, publicó un escrito en el que trató de justificar lo que  había hecho, sobre la base de que Servetus era una amenaza a toda la religión. “La forma como Servetus, de verdad, manosea los misterios de la religión, es como si un cerdo fuera empujando con sus hocicos un tesoro de cosas sagradas. ”

          Calvin trató de destruir todos los  libros de Servetus y una ironía de la historia; durante muchos años, sólo se conocían dos copias de la Restauración de cristianismo. Finalmente una tercera copia fue encontrada, en la que las dieciséis primeras páginas habían sido rasgadas. Esta era la copia personal de Calvin que  fue capaz de destruir al hombre, pero no sus ideas. Está claro que las ideas enseñadas por Servetus, siguieron extendiéndose, y fueron las raíces de nuestras modernas iglesias de Unitario Universalista.

[ no es sólo un problema antiguo]

           La cuestión, aquí subyacente, no es sólo una historia antigua. También en la actualidad existe la incapacidad de muchas personas, para distinguir entre lo que ellos creen y lo que ellos saben. De hecho, es frecuente, que la gente está más inclinada a luchar, cuando tienen alguna duda sobre la verdad que defienden. Los que son firmes en sus creencia, están menos inclinados a tener que perseguir las ideas de los otros.

         Ayer escuché a un clérigo manifestar: “Quien es cristiano, SABE que Jesús es Lord sobre todas las cosas”. Mejor podría haber dicho CREE.

          Sebastian Castellio, contemporáneo de Calvin y uno de sus críticos, dijo esto sobre la ejecución de Servetus:

 

  Men [sic.] are so strongly convinced of the soundness of their own opinions, or rather of the illusive certainty that their own opinions are sound, that they despise the opinions of others. Cruelties and persecutions are the outcome of arrogance, so that a man will not tolerate others differing in any way from his own views, although there are today almost as many opinions as there are individuals. Yet there is not one sect which does not condemn all the others and wish to reign supreme.

Presentación de “Un vikingo en la Corona de Aragón”

Presentación de la novela UN VIKINGO EN LA CORONA DE ARAGÓN.

Miguel Ángel Pascual Ariste, Coronel de caballería y ex-profesor de Historia del Arte de la Guerra y Sociología en la Academia General Militar de Zaragoza, acaba de presentar su primera novela Un vikingo en la Corona de Aragón. Conocedor del mundo del caballo y de las batallas, tácticas, armamento, generales y combatientes de todas las épocas, el autor enfrenta a personajes históricos con su propio personaje ficticio. “Pretendo ver sus vergüenzas, las luces y las sombras de todos los personajes”, confiesa el autor.

La historia se desarrolla alrededor del año 1200 y en ella se cuentan las fechorías de un joven fraile que, tras una aventura galana con una noble dama, tiene que huir del monasterio de Winchester, cruzando Europa para llegar a Bizancio y Tierra Santa. Se hará pasar por Conde y caballero de la Orden hospitalaria, y también ejercerá de iluminista y arquitecto. Aventuras y derrotas con las que Pascual Ariste pretende “escribir cómo era la cristiandad, la alquimia, la cocina, la medicina y las enfermedades, las guerras, las tácticas y las batallas de aquella época” . El autor cuenta cómo el primer borrador tenía un estilo demasiado militar “claro, concreto y conciso” por lo que perfiló más sus personajes e incluyó en el relato descripciones de paisajes y, sobre todo, de caballos. “El caballo es el animal que más ha ayudado al hombre y no podía faltar” , sostiene Pascual.

CRISTINA GÓMEZ eparagon@elperiodico.com